Quizás hay mala recepción

18 sept. 2009
Algo está pasando entre mi cabeza, mi ser o mi algo, que simplemente no hallo, no sé donde estoy. Bueno no es tan ambiguo así. Sé quién soy y a donde quiero ir, mi no me hallo es porque, no sé si es que estoy envejeciendo o que, pero ya las cosas que me gustaban antes ya no me gustan tanto. No sé como explicarlo, lo que me jode más la situación.

Yo vivo en Caracas desde hace como 6 años o más, no sé, yo amo y amaba a mi pueblo, y tambien amo y amaré el colegio y la gente de ahí, pero al comienzo lo que más extrañe de mi pueblo era a la gente, luego empece a sentir que ya no tenía muchas cosas en común con ellos, más que años de antigüedad conociendonos, hasta que dejaron de parecerme interesantes y abandoné el pueblo completamente. En la Facultad (como en el colegio) siempre hablé con todo el mundo, al principio pasé por varios grupos, el de los gallos, el de los populares wanna be, hasta que al final hice amigos por varios lados y siempre apareció gente acercandose a mi y de ese modo, la facultad se hizo ligeramente más llevadera. Pero extrañamente con el grupo con el que más me sentí a gusto era con gente de la universidad que no estudiaba conmigo, sino que eran amigos de mis amigos, gente que tuviera cosas diferentes a mi y poco a poco fui convirtiendo a esos amigos putativos, en propios... claro resulta que el tronco que me unía a esas ramificaciones, comenzó a joderse y aunque puedo seguir independiente por esas ramas ya simplemente no me hallo con nadie, ni con ellos, ni con la gente de la uni, ni con mis amigas del pueblo, ni de Caracas, no pertenezco a nada.

Y tengo miedo, porque quiere decir que estoy perdiendo el interés por ellos, entonces a futuro no tendré amigos porque a todos los iré dejando en el camino, ladillada de que no tienen nada nuevo que decir o hacer. A veces quisiera estar con mis amigos de la ciudad, pero que ellos conozcan lo que yo era antes y tengamos cuentos muy muy viejos juntos. Y estoy con los del pueblo, y me siento extremadamente cómoda, como en mi casa, pero sintiendo que no me conocen porque basicamente ya crecí.

En este momento no me ubico en ningún sitio. Y me asusta, porque no quiero "quedarme" sola. No sé si todo esto se deba a que tengo casi un mes sin ver a David, (no se junten con alguien despúes de planeadas las vacaciones) entonces se junta las nostalgia quesística, más la premenstrualidad y woala! dudas locas. O que tal vez estoy creciendo y buscando algo diferente.

P.D: me dio flojera releer y corregir errores. Huelga!

3 comentarios:

rodo* dijo...

A todos nos pasa eso en algún punto de nuestras vidas. Te lo juro,no te sientas mal... Es sólo una vaina pasajera que se te pasará sin que te des cuenta :)

Kecón dijo...

Pebbleeeeeees estoy en caracas cariñooooo...! Vamos a vernos y echamos cuento, capaz tenga cosas nuevas que contar y no te aburras por un ratito jejejejjeje :) call me

Michelle Durán dijo...

¿Pero para que está Barney mujer?
él es amigo de todos, él se sentaba en la mesa de los gallos, de los deportistas, de las bitches, sólo por ser morado y sonreír su sonrisa sintética todo el día.