Sueño recurrente.

12 may. 2009
Dicen que "hasta en sueño me persigue", pero debo confesar que en mis sueños yo te persigo. En ese mundo ideal, no estamos encima de una alfombra mágica, si es lo que crees, al contrario, en ese espacio utópico que crea mi cerebro para relajarse, yo te digo, todo lo que nunca me atrevo a decirte, yo te hago lo que nunca tengo el valor de hacerte, pero no en Fiji o vestidos como príncipes, yo lo escenifico en nuestros encuentros casi cotidianos. Y lo peor es que somos felices, o al menos yo soy feliz en esos sueños, que muchas veces son tan reales que tengo que abrir los ojos para ver si realmente estoy besándote a la luz de un antro bastante suburbano o estoy en un cuarto color violeta, soñando como una gafa; siempre es la segunda opción. Ya últimamente sé que es un sueño entonces, le agrego cosas de más, estrellas fugaces, amor, cosas que sé que tu jamás me dirías, aprovecho para decirte cosas que jamás te diría. Yo sueño contigo porque tu no me hablas, porque tu te alejas, porque a mi me da pena, porque a ti te da ladilla, entonces la única vía de escape es cuando trabaja el inconciente, porque obviamente despierta, me doy cachetadas cerebrales para no pensar tantas estupideces.

Entiendo que soñar contigo es una perdida de tiempo, lo que hace es que mi inconciente, alimente aún más este ilógico amor. Aunque ni yo misma lo crea, nunca había soñado tanto con alguien, ni con bambam. No puedo evitar no analizar estos sueños, no puedo creer que nuestra "relación" se base principalmente en tantos deseos reprimidos, sumado mil y un intentos fallidos, más mi incontrolable timidez y tu inestabilidad mental. Pero es que cuando yo sueño contigo nada de eso pasa, porque a mi no me da pena decir o hacer nada, porque tu no analizas cada una de las cosas que te digo y hago, porque en mi sueños yo te quiero y tu... te dejas.

3 comentarios:

MdlA.- dijo...

Yo estoy cansada de vivir mandándome cachetadas cerebrales día a día, porquea penas pongo la cabeza en la almohada pierdo todo el esfuerzo que hice despierta y, al igual que tú, todas mis represiones salen a flote.
Lo peor de todo es cuando recién me despierto que todavía me queda el sabor del sueño...ahí son batazos cerebrales los que me tengo que meter para volver a la normalidad.
Such is life and dreams.

Kecón dijo...

Trata de disfrutar esos sueños como nunca... No hagas que sean una tortura china. No te des cachetadas cerebrales para no pensar en tantas estupideces.

Disfruta el sentimiento de levantarte y de haber soñado algo lindo. Disfruta el presente sin mortificarte por el futuro. Eso! Eso! Eso creo que es lo que te mortifica. No te PREocupes. Ocupate!. Nadie sabe si vas a tener un futuro con esta persona o no. Nadie sabe cómo reaccionará este chico si le dices las cosas que le quieres decir. Y si al final nada se da. Ya verás en ese momento como pasarás la guayabera pero montante el guayabo en el momento que pase, NO ANTES!!! Porque al final habrás sufrido el doble. La agonía de presentir que lo que anhelas no se hará realidad y la nostalgia de que nunca se hizo realidad.

Kisses girl... y disfruta el sentimiento de estar enamorada, así no seas correspondida porque, para mi, es el mejor sentimiento que le puedes regalar a tu vida...!!!

sophie dijo...

Hace días estaba así, soñando, y aunque fuera algo lindo la ansiedad que me dejaba no se calmaba con nada, definitivamente es demasiado fuerte cuando crees que estás logrando olvidar y el subconciente no te deja.

Dicen que todo va y viene, menos los sueños, es lo único que se debe conservar.

Besos.