Con el Síndrome de Estocolmo

12 dic. 2009

Ayer se acabó lo que se daba, fui liberada del calvario llamado Facultad de Odontología UCV, no más paradas a las 5 de la mañana para anotarme en una bendita lista a ver si podía atender a mi a veces pobre, a veces odiado, paciente. No más angustias pensando llegará el profesor, me dará tiempo de hacer todo lo que pienso hacer, será que la vida es menos miserable allá afuera. No más arrecheras por qué se iba el agua o la luz, no más dolor en el lomo,  por andar cargando mil historias clínicas... Se terminó el secuestro señores, estoy en libertad. Y lo único que puedo decir, es lo que siempre estuve segura que no diría. COÑO DE LA MADRE, GRACIAAAAAS!! gracias por mantenerme encerrada 6 años y ver como todos mis amigos se graduaban menos yo, como me hiciste despertarme en madrugada asustada pensando que este día nunca llegaría, gracias por hacerme dudar que tal vez no debí haber estudiado en ese recinto de torturas, por qué ayer sólo por el minuto que estuve montada en el escenario del aula magna pensé DE VERDAD VALIÓ LA PENA!!! y aunque no he podido celebrar decentemente porque para agregarle una cerecita al helado, lo último que desayune en la facultad me enfermó y tengo una virosis de no se qué, la felicidad se me desborda.

Y eso que mis amigos me lo advirtieron, cuando vacies el locker y te lleves tus peroles a casa VAS A LLORAR y yo vacié eso y ni una lágrima, cuando dejes las historias en el archivo VAS A LLORAR y yo dejé eso ahí sin chistar, cuando te pruebes el traje academico VAS A LLORAR, hasta comencé a dudar de mi misma, verga será que soy un maldito robot, tranquila que en el discurso de la imposición de medalla vas a llorar, me pareció bonito pero yo ni una lágrima, pensé - pues soy una analfabeta emocional, eso es todo -. Ayer luego de que transcurrieron interminables horas,  mi facultad era la última y yo era la primera de la última fila y habían 580 graduandos, se podrán imaginar lo ladilla que pudo ser, hasta que al fin, pero ahí justamente tampoco lloré. Tuve que esperar a escuchar ... "nuestro mundo de azules boinas, os invita su voz a escuchar: empujad hacia el alma la vida, el mensaje de marcha triunfal...." para darme cuenta que ese era el momento, que era la primera (y sinceramente tal vez la última vez) que iba escuchar ese himno para mí y por mí, que justamente ese era el presente, que efectivamente lo había logrado, que estaba en el aula magna escuchando el himno de la universidad en mi graduación... el momento había llegado y ahí (como en este maldito momento) empezaron a salirme las lágrimas de una forma incontrolable, porque me di cuenta que jámas se repetiría....

6 comentarios:

La Perfecta dijo...

Mentras leía se me salieron un par de lagrimitas aunque me estaba riendo. Creo que ese es el llanto más sabroso del mundo, cuando lloras por júbilo, por nostalgia bonita, o por un orgullo tan inmenso como el que siento ahora.

Cuando salimos por el portón marrón de aquel colegio en Macondo, yo sabía que no volvería a ver a casi ninguna de esas personas con las que compartí tantos años de mi vida.

La vida quizo que una de las pocas que permaneciera para siempre fueras tú, y la vida siempre ha sido muy sabia tomando sus decisiones.

Me encanta saber que somos tan distintas, y a la vez tan iguales. Que nuestros títulos tienen los mismos emisores.

Pero sobre todo, me hace feliz saber que cuando elegí a los protagonistas de esta historia absurda que llamamos vida, tú ganaste el casting para un papel protagónico y vitalicio.

Te quiero tantísimo que no sé si pueda explicarlo. Espero que igual lo entiendas.

Felicidades, hermana. Ahora compartimos, además de los recuerdos y los afectos, nuestra Alma Mater.

Michelle Durán dijo...

A medida que iba leyendo iba pensando : "ojala que cuando este post se termina ya ella haya llorado, ". Y menos mal que lo hiciste . Jajaja. Robotina .

Sadaofujiwarasan dijo...

One word: Felicidades!!

Mene dijo...

coño que bellaza eso que te escribio star.. mardita, ya no voy a poder superarla jaja

FELICITACIONESSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!! no sabes cuanto me hubiese gustado estar ahi junto a ti, te quiero infinito y no veo la hora de abrazarte, besarte y beber!

Las dos son muy importantes para mi, quiero que lo sepan. Besos de colores mi amol

La dueña de la residencia dijo...

FELICIDADES!
(Como te escribí una vez)Después de todo lo que pasaste, you deserve it :)

Bibi dijo...

:)
Felicidades!