Te miro y tiemblo

4 jun. 2009
Y es que yo no sé, pero al verte los músculos de mi cara se mueven a la velocidad de la luz para producir la sonrisa más espontánea de toda la historia. Luego esa energía pasa directo a mis ojos, donde no puedo evitar mirarte fijamente, para que no se me escape cada segundo que paso contigo.

1 comentarios:

Verdecita dijo...

uy! que finoooo

de verdad me encanta tu blog! pon un boton para seguirte la pista!