Porque no podía, no decírtelo.

10 ago. 2008
Bueno aquí vamos. Aún no te lo he dicho pero; me voy, sin embargo se que tú lo sabías, porque me has visto contemplandote, con esa cara de enigma y secreto que tú conoces. Sabemos que eres un desastre, no importa, no quiero que cambies en mi ausencia, además me da paz saber que no lo harás; Tu actividad me sorprende, siempre de un lado a otro, ¿nunca descansas? . Te sorprendería saber todo lo que siento que voy a extrañarte, es verdad, decidí irme huyendo de ti, pero ahora me invade la nostalgía, porque no quiero dejarte. Al menos sé que cuando regrese, estará el caos de las elecciones/navidad (y todo lo que esa mezcla implica) y será la mejor bienvenida que podrás darme. Esta es mi última semana, espero seguir el ritmo que he llevado contigo últimamente. Aunque deberíamos de terminar peleadas para que la despedida sea menos marcada. No lo sé. Lo que sí te puedo decir es; Caracas como te voy a extrañar.

4 comentarios:

Gustvao dijo...

Pensando que este post era para una persona, sueltas "Caracas como te voy a extrañar". Me gustó. Cómo no extrañar a Caracas?

Carito dijo...

Jamás imaginé que te referirías aracas, tal vez porque yo jamás la extraño! ojalá pudiese sentir ese amor por mi ciudad...
Por cierto, ahora que dices que te vas en una semana, también dejarás el blog o compartirás la escritura con las aventuras del Orinoco?

PebbLes dijo...

Qué les puedo decir; solo cuando me imagino en el Delta pienso que voy a extrañar ccs... jeje y eso que crecí en Macondo, Obviamente continuaré mis aventuras en el Orinoco, claro está que me llevaré un cuadernito para hacer mis anotaciones y cuando tenga contacto con la red las publicaré. Sin mi blog me muero.

Mene dijo...

yo lo extrane mucho mas que mi mama! es mi ciudad favorita del mundo, definitivamente