Cuento, cuento.

25 ago. 2008
Y de repente yo sumerjida en Macondo, no había mucha claridad y abrí un poco la cortina del autobús y de repente : "Maricaaa, mira el río Orinoco" me quedé pegada al vidrio observando una especie de laguna inmensa en movimiento donde no se ve el final; luego descubrí que es un "brazo" del río Orinoco llamado Manamo, bueno mi estadía en Tucupita ha sido bastante relajada, aún no nos hemos ido a los caño, porque con la cuestion de los vampiros (sí pasa en las películas, pasa en Venezuela) todas las embarcaciones siempre estan full y no pueden llevarnos, pero creo que nos vamos el jueves. Mi rutina Tucupiteña es levantarme temprano ir al hospital, regresar al mediodia, dormir como morza, comer (atún y chocochitas je!) , leer, trotar, "ciclar" que es manejar bici, unos compañeros de mi real world trajeron sus bicis, pero a ellos si los mandaron pa´ la selva de una, y a las niñas nos dejaron aquí. La gente es super amable, los indiecitos huelen un poco feo, pero son bastante educados, en fin, esto ha sido comparado a unas vacaciones en Aruba, porque hasta nos bronceamos a orilla del Manamo casi todas las tardes. Ahora les dejo mis anotaciones esporádicas:

Descubrimientos Deltanos:
  1. La vacuna antrigripal no funciona, me puyaron para nada porque llegando, me dio la peste de mi vida.
  2. Extraño a personas que no debería, realmente no sé si las extraño o solamente me gusta pensar que hacen en mi ausencia. Preguntará por mi? Me extrañará?. Galladas al fin.
  3. El tiempo pasa muy lento, aunque haga mil vainas.
  4. Aquí todos los días llueve, de repente un chaparrón y luego un sol fulminante y todo se seca en un segundo.
  5. Estoy leyendo "Cien años de soledad" y por alguna razón al salir a la calle pienso que a casa de los Buendía llega la noticia de que hay unas pasantes, quedándose en la casa azul del la esquina, y dicen curar los "humores bucales".
  6. Tenías razón, mucho tiempo para pensar; pero gracias por decepcionarme antes de venir. Entonces en vez de estar montada en una piedra pensando en ti y suspirando, contando los días para verte . Ahora me monto en una piedra a evitar pensar en ti, a que me duela hacerlo y a contar los días que faltan para no acordarme de ti.
  7. Estoy demasiado relajada/buena vibra y hasta ahora mis compañeros son demasiado chistosos y panas.
  8. Coldplay antes me recordaba una noche de Vodkha y unos besos "y algo más" con un desconocido, ahora Coldplay me recuerda regresos de la playa en completo silencio solo con el piano de Chris Martin en el fondo y tu al volante. Mala Mía.

Al menos estoy bien :)

6 comentarios:

Carito dijo...

Conforme leía me dieron ganas de estar en un lugar de esos donde el día pase lento! y mucho tiempo para pensar u olvidar!

Carolina dijo...

ya te extrañaba!!!

Mene dijo...

recuerda gritar en el orinoco!

Bibi dijo...

Aproveche y disfrute ;)

La Perfecta dijo...

y yo que pasé una semana en "nuestro" Macondo pensando que hubiera sido divertido que estuvieras ahí.

Lanzate una de Kaina y báñate desnuda en un río de esos. Luego me cuentas.

Te extraño!

Manuel Andrés Casas dijo...

En verdad parece que donde estás podría parecer Macondo, cuidado con guerras civiles y Buendías.

MMM, por cierto, ¿no toman insesablemente para hacer que el tiempo paso más rápido en las noches de ocio?, es que así son los cuentos de mis primas cuando hicieron la rural.