En la misma Tónica

11 jun. 2008
Entonces preocúpate, porque el día que yo deje de esperar algo de tí, es porque desde ese día me vales madre.

0 comentarios: