De como fue que moriste...

13 jun. 2008

Sí ; me declaro culpable de asesinarte. No tengas dudas. No fue que tú te moriste solo, yo te maté. Ya no lo recuerdas?. Bueno yo te lo recuerdo.

Estabas en el mayor estado del clímax, y yo me sentía intranquila, insegura y ansiosa; tu gozabas y te alimentabas de todos esos sentimientos; yo me miraba en el espejo sintiéndome nada, pero como a la vez me dabas otras cosas y me llenabas de placer, no me atrevía a decirte, que no quería sentirte más. Hasta que un buen día, me golpeaste durísimo. Nunca lograré entender, cómo algo que era tan mío, tan grande, tan bello; me lastimara de esa manera. Y ese día decidí acabar contigo. No te envenene (ya lo estabas antes), no te disparé (hubiese sido muy rápido y sin dolor), no te apuñalé (ambos íbamos a sufrir demasiado), en el momento en que me sentí más fuerte y que había vuelto la cordura a mi comencé a estrangularte (sí soy una psicópata), poco a poco fui cortándote la circulación, yo cerraba los ojos para no verte, te apretaba por dentro y me decía a mi misma, todo va a estar bien. Tuviste una semana de agonía, yo tuve una semana de luto. Lamentablemente no hice honores en tu nombre, no quería sentirme culpable, así que omití el hecho de haberte matado, y no se lo dije a nadie. Solo dejé de sentirte, de hablar de ti, de llorar por ti; incluso de pensarte. Ayer quisiste aparecer, como un fantasma; te dieron un aliento... Te dieron el suero de la vida (por así decirlo) y yo te lo arrebaté de las manos. No pensé sentirme tan fuerte y decidida. Pero efectivamente moriste. Para que no te sientas mal, aparentemente, tienes un doliente; él que me llamo a las 3:22 am y me dijo “Te amo” y yo le respondí que ya tu no extistías traducido a un “Yo ya no siento lo mismo”.





En memoria de "Amor, divino tormento" sentimiento que me acompañó durante mucho tiempo. Y falleció en mis manos.



PD: mi post # 100 es un asesinato... que linda yo!

3 comentarios:

Or@ dijo...

Bravo!!

Por este crimen no vas a la carcel.
Es duro, pero se puede...pudiste.

Patita dijo...

Amo esta entrada, simplemente la amooooo, no es tanto lo que escribiste si no cómo lo hiciste.

PD: Estoy comentando mis entradas favoritas de tu blog por todas las veces q no he dicho nada

Carlos dijo...

wooooow!!!