Las Aventuras en el Delta cap. Nabasanuka

22 oct. 2008
Hoy quiero hablar de Nabasanuka (Naba= pequeña ; Sanuka= comunidad) ; porque ese lugar me salvo la vida, y no es exagerado, es literal, porque yo me estaba muriendo por dentro; y llegaste tu con tu magestuosidad, con la sencillez de quienes te habitan y con la calidez de quienes te rodean; y poco a poco comence a integrarme y olvide de donde venía, mi día era trabajar para tu gente y luego caminar hasta el final de la caminería ha tertuliar con la Sra. Carmen dueña de la "alcabala" (curiosamente asi se dice bar o tasca o algo parecido) ; no me puse limitaciones he hice todo lo que yo creía que podía hacer y mucho más, nunca tuve miedo, comí desde manatí (en contra de mi voluntad, pero ahí nadie me entendía que es una especie en extinción) hasta gusanos de moriche (saben a mantequilla por cierto), me bañe con toninas, aprendí torpemente a no voltearme en una curiara; tengo que contarles que contraje hasta sarna, quién me manda a jugar incanzablemente con los niñitos de la comunidad, pero no le pare y me cure por cierto, tampoco es que iba andar así. Quisiera encontrar las palabras perfectas y poder describirles más, pero es que todavía siento que me acabo de despertar y que tuve el sueño más largo he increíble de mi vida, y aún estoy tociendo palabras, pero no puedo decirlo todo de un solo golpe porque es demasiado.

5 comentarios:

Carito dijo...

El Delta ha sido mágico!!!!! ojalá todos pudieramos vivir una experiencia así!

Gustvao dijo...

Habrán muchas que no podrás describir o que simplemente querrás guardar para ti. El resto lo leeré con gusto.

Mene dijo...

que fino la sarna!! yo tambien tuveeee! jejeje te amo marditamente.. aun!

Bibi dijo...

Nena, te lo repito, muchos matarian por tener una experiencia así, tan genial... siguela disfrutando ;)

Kecón dijo...

Me dieron ganas de irme al Delta y todo...