Y resulto así

11 jul. 2008
Dos carajos ultrapanas, muy panas, mega panas, que se llevaban extremadamente bien, y entonces luego de más de un año de pasar un excelente tiempo juntos, se besaron, decidieron tener algo, al principio raro, luego bien y un poquito raro y despúes solo bien. Él, super atento y ella feliz como una lombriz, de repente comenzó a distanciarse y ella a demandar más atención. Luego él dijo yo no quería una relación así, luego ella dijo prefiero tenerte como amigo que mentarte la madre porque no me llamas... y todo terminó. Ella no está enamorada de él, pero quizo estarlo... ella no quiere dejar de besarlo, pero debe hacerlo. Ella no quiere perder su amistad, pero sabe que tiene que dejarlo de ver, por algún tiempo. Y él, posee demasiado autocontrol, simplemente nadie da su brazo a torcer... y ella insinúo, porque es una galla, que podían, continuar, si cada quién ponía de su parte, encontrarían un punto donde converger... y qué pasó... el dijo que no!, ella se despidió secamente por teléfono, él preguntó si se iban a ver mañana... ella dijo no lo sé, se acostó a dormir y olvidó el episodio. Hasta que se levantó hoy y lo volvió a recordar.

4 comentarios:

Carito dijo...

Ese cambio de nombre fue cuando? yo ni lo había notado!... lo del despecho está en el ambiente, basta con darse una vueltita por ahí en los blogs de otros... el otoño es bueno para el amor! que tod se resuelva pronto! Un abrazo!

Mene dijo...

verga.... se ve turbia la vaina..

PebbLes dijo...

Carito: creo que ayer... es que no tengo aventuras, lo que tengo es un despecho cabilla jeje... un beso!

Mene: si chico, pronostico lluvia pronto

Beatriz E Moreno dijo...

Tambien me fije en el cambio de nombre! El guayabo bueno ya todos sabemos lo que implica! suerte!