1 may. 2008
Las palabras se las lleva el viento; por eso es mejor publicarlas en el blog.